jueves, 31 de marzo de 2016

¡Continuamos trabajando sin tregua junto con los refugiados!


El ritmo que llevan las voluntarias de olVIDAdos en el campamento de Ioánina es frenético. Cuando escribíamos este post nos informaban de que en las últimas horas habían llegado cuatro autobuses más con refugiados. Antes en el campamento ya había casi 1.500 personas.

Cada día aparte de hacer todo lo posible para atender las necesidades de todas ellas, las voluntarias nos envían fotos, vídeos y testimonios. Dejamos aquí un pequeño resumen.

Olga nos cuenta desde el campamento: ayer por la noche después de un día lleno de emociones a las 22:00 seguíamos atendiendo necesidades: ayudar a la gente a la que se le habían inundado las tiendas, buscar plásticos para el suelo, repartir las cajas con la ropa y zapatos que nos habían pedido cuando fuimos a hacer el reparto de última hora de biberones.

Después de terminar con esto dimos una  última vuelta por el campo a las 23.30 fue un gran encuentro al oír una pequeña guitarra y vimos a dos familias alrededor de un fuego disfrutando de la música, inmediatamente me vino la imagen de todos los españoles cambiando de canal de televisión sin mediar palabra...¡cuánta enseñanza tenemos cada día! Todos nos invitaron a compartir ese mágico momento.

 
Queremos trasmitiros la alegría de estas familias sin destino, quizás su destino sea que aprendamos a ser Felices y a reírnos más.





Durante el día dos voluntarias increíbles de olvidados: Paula de San Francisco y Silvia de Italia, grandes guerreras han conseguido que estas familias de refugiados laven por fin sus únicas ropas, después de proporcionarles ropas nuevas.

Difícil y gran labor teniendo en cuenta que no hay ningún tipo de infraestructura, sólo 8 grifos de agua para 1450 personas.



¡¡Gracias Paula, gracias Silvia por este gran trabajo!!


Como os contábamos en la anterior entrada tenemos varias tiendas, ahora mismo cuatro.
En la que aparece en el vídeo damos biberones, papillas y compresas. En  otra fruta, galletas, cereales y té. La tercera sirve de cocina donde colaboran griegos y refugiados. Y la cuarta recién instalada como baño para bebés. Podéis ver fotos de este último más abajo.


¡¡El baño para niños bebés que ya está funcionando!! Empieza el Hamann  
Después de 15 días se han podido bañar 20 niños.
¡¡¡¡¡Nos faltan 480!!!!




Más vídeos del día a día del campamento. Aquí podéis ver a los más pequeños en su parque de atracciones particular. Cuando el camión del ejército viene a repartir comida, todos los niños se enganchan desde el camino que entra al campo de refugiados. Para ellos es pura diversión aunque para los adultos supone una tensión tremenda pues van también pequeños casi rozando las ruedas.


¡Por fin tenemos cenas y calentitas! Una suerte contar con la colaboración y apoyo de la ONG Soup and Socks. ¡Se agradece la ayuda!

Hoy mismo cocinaban en conjunto alemanes, irakíes y sirios.

Si te intereso esta información ¡compártela!
Recuerda hay muchas formas de colaborar, mira aquí para saber más.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario