lunes, 21 de marzo de 2016

"No me compres más cosas a mí con estos zapatos tengo suficiente, ayuda a otra familia"

Silvia, una de las voluntarias de olVIDAdos,  ha escuchado esta mañana a una refugiada siria: "Llegué al campo de retención de Souda sin zapatos"

Una mujer le compró calzado, a ella y a su hijo. Cuando se ofreció a comprarle  más cosas la madre siria contestó que con esos pares de zapatos era suficiente, prefería que ayudase a otras familias.
La misma solidaridad han mostrado los pasajeros de un bote que llegaba ayer a Souda. Estaban empapados, habían hecho un viaje peligroso en alta mar, y agradecieron la ropa seca que les daban los voluntarios ofreciendo su ropa mojada. Cuando estuviera seca, podrían ser el abrigo de otra persona.

Ahora mismo en Souda hay más de mil personas. Sin embargo, a pesar de la envergadura del campo las ONGs no tienen acceso. Aun así, las organizaciones han sabido que ha habido problemas con la policía turca. Al parecer están desbordados.
En principio parecía que las personas refugiadas que tenían retenidas allí las iban a llevar en barco a Atenas y de ahí a Idomeni pero parece que también están reteniendo gente allí.

Hoy la isla de Khíos está casi vacía, salvo por el campo de Souda al que, como hemos comentado, ya no se puede entrar.

Las voluntarias de olVIDAdos van camino de Atenas con intención de dar apoyo allí en los campos aunque según parece el acceso a los mismos también se ha cerrado y sólo puede acceder el ejército.


Seguiremos informando, si te ha interesado esta información ¡compártela!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario