martes, 15 de noviembre de 2016

Lo que está ocurriendo en los campos del Norte de Grecia este otoño





Muchas cosas están cambiando con la llegada del otoño en los campos de refugiados del norte de Grecia. Desde final de verano los propios refugiados y asociaciones que trabajamos juntos allí veníamos reclamando medidas urgentes para el invierno. Los campos y las tiendas no están preparadas para las bajas temperaturas y las lluvias y muchas personas no iban a sobrevivir un invierno a la intemperie. 

Desde hace unas cuantas semanas ACNUR ha empezado a recolocar en hoteles y albergues de montaña a las familias más vulnerables, principalmente mayores, mujeres solas con niños o personas enfermas. Esto está ocurriendo en los campos de Katsikas,  Filippiada y en el campo de los Yazidíes, donde Olvidados apoya. El campo de Tsepelovo se está vaciando.  Las personas que quedaban están siendo realojadas en hoteles. Desgraciadamente tenemos menos comunicación con las personas reubicadas, pues se encuentran en otras zonas, pero sabemos que están contentas por tener un techo, un baño y no pasar frío. La parte negativa del realojo es que muchos nos cuentan que se sienten aislados, no tienen actividades diarias como tenían en el campo ni espacios de esparcimiento y echan de menos el contacto con los voluntarios. 




Ahora mismo lo que más nos preocupa es su acceso a la sanidad. Las organizaciones responsables no están cubriendo debidamente el área médica, traslado a consultas médicas, entrega de medicamentos y seguimiento de casos dedicados. El mayor inconveniente es la lejanía de los centros médicos y aún no se han establecido líneas de trabajo con las entidades responsables.

El trabajo de Olvidados continúa en los campos, aunque hayan disminuido las personas aún quedan miles a las que apoyar. Concretamente en Katsikas se ha acondicionado, con el apoyo de voluntarios y ONG una nueva escuela en el almacén, y se continúa dando ropa de invierno en la tienda y apoyando con repartos de comida. Con el programa halib halib seguimos dando leche infantil, cereales y galletas para los desayunos escolares. 

La mayor novedad, es que, después de mucho lucharlo, se han instalado en el campo de Katsikas contenedores a modo de viviendas, para resguardar a las personas del frío. Actualmente hay para alojar a 50 familias, pero se espera que pronto puedan llegar más. Aunque no tienen electricidad todavía, es un gran avance, pues muchas familias estaban enfermas debido a enfermedades respiratorias y al frío que pasaban en las tiendas. 


Todo está cambiando en estos meses, pero olVIDAdos seguirá apoyando en este escenario cambiante. En estos momentos olVIDAdos ha salido del campo de Filippiada, donde las relaciones con los militares no han sido fáciles. Se está pensando ampliar el programa Milky Way a los hoteles donde están las familias y  proporcionar pañales, compresas, leche infantil a familias con bebés a las personas realojadas, que ahora mismo no ven cubiertas sus necesidades. También se espera estrechar la relación con las entidades que atienden a los refugiados en los nuevos alojamientos para asegurar su atención médica. 

¡Os seguiremos informando!



No hay comentarios:

Publicar un comentario